viernes, 26 de diciembre de 2014

Cinco días de Diciembre...

Salpicados en todo un mes, podría decir que casi resumo con estos cinco días no sólo el mes de diciembre, si no que también aprovecho para echar prácticamente el cierre a un año que parece haberse pasado volando, pero de hecho no ha sido así...

Cinco días de Diciembre, los que la meteorología nos ha permitido aprovechar al máximo, cinco días que se dicen pronto... ciento veinte horas... que pueden saber a muy poco o a demasiado... En mi caso... siempre me saben a poco...

El puente de Diciembre con la crisis montada y con las Navidades a las puertas nos cogió en recortes presupuestarios y complicaciones de la meteo fuera de Galicia, así que nos fuimos a Portugal, a la Peneda. Bien cerquita, para aprovechar lo que podrían ser tres días intensos de buen tiempo según las previsiones...

Sol, sol, lo que se dice sol no es que esperáramos tener... pero bueno sol, lo que se dice sol estuvo por allí... 

Foto de Equipo empezando la jornada.

Nos repartimos en dos cordadas. Y mientras Lalo y Dani se van a la "S" con prácticas de petate incluidas, Jose Juan, Miguel y yo nos vamos a la "Roi". Con la incertidumbre del estado de limpieza de alguno de los largos, pero con la ilusión de hacer una jornada de puesta a punto y de preparación.
Al principio vamos casi a la par las dos cordadas, llegándonos a cruzar en alguna reunión, gracias a un pedazo péndulo que todos disfrutamos con sana envidia mientras Miguel corría literalmente de un lado a otro de la pared...


Llegando a R1 de "Roi"


Lalo Pereira en "S" L1




Miguel Silva en Roi L1, y prácticas de petateo en la "S" (Dani Rouselló)


La escalada en la Peneda combina en ciertas vías la conjución de placas con fisuras e incluso como es el caso que nos ocupa de la Roi, técnicas de enlace como son los Péndulos...


Péndulo L2 Roi, que en un momento nos dió a todos envidia... mucha...

Así pues mientras nos cruzamos con Dani y Lalo la vía se desplaza en travesía hacia la derecha para alcanzar un diedro oculto que resulta estar, no sucio... lo siguiente... prueba de que hace mucho que nadie pasa por allí... Incluso al pasar Miguel recuperando el material un bloque se desprende y cae de la pared...

 
José Juan en "Roi" L3 y Dani Rouselló en "Treboada" L3

A estas alturas de la jornada... ya hemos visto nublarse el cielo varias veces , alguna de ellas con aguanieve, un arco iris en movimiento que pronto nos alcanza y sigue su camino por el valle abajo y unas ráfagas de viento frío que nos hacen dar gracias de llevar un pequeño petate y la ropa de abrigo en él... las prácticas de miniwall, y los pequeños placeres de ponerte un guante roido después de salir a toda prisa por un largo mojado mientras el aguanieve te deja los dedos casi insensibles...

  
El arco iris móvil y el aéreo ambiente de la pared


Autorretratos con ambiente

Esto que acabo de describir es lo menos importante, son las anécdotas a contar, son las pequeñas chispas de color que adornar el haber surcado una pared espectacular...

La "Roi" una vía de 1980 de Dourado y Melón, al que tuve el gusto de conocer; siendo, si no el primero monitor de escalada que tuve sí de los primeros...
                                Croquis de los años 80' hechos por Boni

Un primer largo en diedro con techo para llegar a la reunión...

Un segundo por lajas y pasándote a placa de pitones con paso para luego mantenerse fina hasta llegar a la instalación del péndulo...

Un tercero que parecen los briconsejos de jardinería de la cantidad de silvas, zarzas o silveiras ( llámalas como quieras) pero que te pone la cabeza loca con el aire que hay bajo tus pies.

Y el cuarto era la gran incógnita que hemos de volver a analizar y que tuvimos que surcar en estribos para escapar de la lluvia que no paraba de caer...

El quinto es un pequeño empotre que sale por placa fácil hasta la reunión...



"Roi" L4

Encontrarte con los compañeros en la bajada que han salido a nuestro encuentro es un gusto... y mudarnos de ropa al abrigo del vivac, mientras picoteamos algo de cena... un lujo... El aire sopla más frío de lo esperado durante toda la noche, incluso llega a llover... La incertidumbre del mañana no nos quita el buen sabor de boca del día vivido, la experiencia compartida y la pedazo vía realizada.
Nota mental: Roi. Peneda. Volver.


Yo y los autorretratos a brazo extendido, Cumbre de noche.


Despertamos poco después del amanecer y la primera idea es ir a ver que ha pasado fuera del cobijo del vivac... Si la pared estará mojada... si ha secado... Parece que aunque el frío ha llegado antes de lo que predecía el parte meteorológico... la lluvia no ha sido tan intensa como para mojarlo todo...

Desayunamos con otra ilusión y recolocamos el material para la jornada que tenemos por delante...
Dani y Lalo siguen con sus prácticas de miniwall y nosotros vamos en busca de el reto del día... que va más allá de lo ancho... más allá del reino las seis pulgadas...


José Juan en Salo L1

Salo... Seguramente una vía con pocas repeticiones por la difícil protección y el grado de compromiso y exposición... Varios 6", Un BigBro...
Y como todo en esta vida se trata tanto o más de las ganas de conseguirlo que de los medios de los que dispones. José Juan lucha el encadene en libre del largo (más de una hora) y lo consigue... Luego ante la suciedad del siguiente largo vamos saltando de vía a vía y uniendo largos: "KK de Luxe", "Autopista hacia el cielo", "Duelo al sol"  y hacemos cumbre de nuevo... Esta vez con luz para recorrer la zona cimera y comprobar que hay campo para juegos y no baladíes...

Disfrutar de la cerveza y la charla entre compañeros hasta que el hambre nos lleva a recogernos de nuevo al Vivac para cenar y descansar un poco... Pequeños placeres y pequeñas cosas que nos hacen disfrutar más aún si cabe del día...


Foto cumbre del equipo-cordada y los 6" " Si no los llevas no los usas" (M. Silva)

Las rutinas en el monte tienen otro sabor... todo sabe mejor, como más limpio... como con una frescura natural...
 Levantarse con las luces del amanecer y disfrutar del silencioso despertar del bosque, de las aves y de la luz... Para sentir como nuestro propio bullicio se va levantando al saludo de los buenos días... Jose, Miguel, Joana y yo nos quedamos para exprimir el último día que parece que quiere abrir  para regalarnos con un día de sol pero sólo son las apariencias... al final el gris se impone e incluso algunas gotas de aguanieve nos sobrevuelan... por que caer lo que se dice caer no caen... se van meciendo en las ondas de la brisa... jugueteando traviesas... Mientras nosotros nos concretamos los objetivos del día... Yo encaro los primeros largos de la Directa de los Techos... En mi cabeza la idea de que es algo grande para mí se enfrenta con la ilusión y el apoyo de mis compañeros y voy solucionando la papeleta para cuando menos salir airoso y satisfecho de sentir que el progreso  va llegando; tanto o más en lo mental que en lo físico...


L2 de Directa de los Techos.

 Miguel se encara con el primer largo de "Tía Mucha" y cuando está llegando a la reunión la lluvia ya nos dice que medio día es más que nada y que el de mañana será otro día...Y que nos vayamos para casita que ya van siendo horas... Eso sí, nos dice que volvamos cuando queramos... que estamos invitados...


Miguel Silva en L1 de "Tía Mucha"

Y así completamos tres de cinco...
Tres días que nos hablan de lo duro que es mantener la vida en una zona aunque tenga tanta calidad como Peneda.
Hacen falta viajeros de la vertical, amantes del radón, que sepan saborear el regusto de subir por donde otros subieron; muchas veces con unos medios que hoy nos darían la risa; el regusto que se te queda en el paladar y en el pecho cuando llegas a una reunión después de haber canturreado todo el repertorio que se te ocurre, de maldecir mil veces y de sentir que la sonrisa de tu cara de lado a lado no es capaz de expresar la alegría que sientes por estar ahí y hacer lo que estás haciendo...
Tres de cinco... pero que no serán los últimos ni mucho menos... por que el campo que la Peneda nos abre es para uso y disfrute de cualquiera, siempre teniendo en cuenta el respetar el medio tanto o más de lo que nos gustaría que nos respetaran a nosotros...

Tres de cinco quedan dos (soy de letras pero me defiendo con los números eh?).
Pero no siempre todo en esta vida posee una linealidad rigurosa... así pues tras varias tormentas de agua, y la llegada por fin del invierno... quedan dos...
Dos pueden parecer poco, pero si se viven con intensidad y en buena compañía...
Poco y de calidad es más que suficiente...

El amanecer en Budiño llega como sin querer, con el sol levantándose por detrás de las laderas del valle iluminando las Gándaras... pero sale ante nuestros ojos cuando la luz ya le ha abierto el camino... Y es entonces cuando a veces, como en este día las nieblas comienzan su danza, baile, coqueteo incesante y juego de "dimes y diretes"... a veces parece que bajo tus pies no hay nada más que nubes y otras veces se ven con total claridad los coches que circulan por la autovía...
 La humedad en Galicia, y el frío del invierno se traducen en algo muy sencillo... lentos despertares...largos desayunos jejeje... En los que a veces tener algo para leer resulta entretenido... y motivador para el día que comienza...


Consejitos matutinos...

...Para disfrutar increíbles amaneceres

Sabiendo que los radonianos del "exterior" llegaban como el turrón por Navidad... Carlos Garrido y Luisa Méndez, la ilusión de escalar y disfrutar de su compañía aseguraban unas buenas jornadas...
"Testarse" como cada vez en las placas de pitones, para ir soltando el cuerpo e ir encontrando sensaciones... Para luego ir a probar con  Miguel unas "cousiñas" (definición cariñosa para: "Esas placas que están más allá del 6c y que duelen los dedos solo de mirarlas)... No todo son fisuras en Budiño, jajajaja, las placas también existen...  ( La ironía es que durante mucho tiempo Budiño se asociaba a placas infames de pitones... Pero de todo hay, hay campo para juegos de todo tipo, eso sí... el peculiar carácter de Budiño dice que si quieres puedes... pero que tendrás que esforzarte... que nadie regala nada...)


Miguel Silva en "Elena de Pablos" L2 (Foto Carlos Garrido)

El Ilustre Señor Garrido, Carlos para los amigos aparece como medio perdido buscando un no se qué... Y en seguida tras esos abrazos que largo tiempo llevaban reservados nos ponemos de nuevo manos a la obra de encontrar el calorcillo una fría mañana de invierno...

Gracias a él algunas de las siguientes fotos... Pero lo mejor no se vé en las fotos... y es que después de tanto tiempo, sentir la cercanía de un buen amigo no tiene precio... Al poco rato, cuando el sol empezaba a ser muy agradable, llega Luisa, "Lu Colina" un verdadero sol de energía y fanatismo...

Y así, aprovechando para estrenar sus nuevos "Totem Cams" (Carlos) y para darle uso a los que ya tiene (Luisa) se deleitan en adornar a la "Carrapucheiriña" como si de un arbolillo de Navidad se tratara...


Miguel Silva en "Carra non bolts" (Foto Carlos Garrido)

Compromisos hacen que Carlos tenga que marcharse antes de exprimir más aún el día... Terminar escalando al atardecer de invierno, mientras el sol pinta de dorado el granito salpicado de pepitas de oro-garbanciltos... Que contrasta con el azul de un cielo despejado y limpio y con el negro de los perfiles de las fisuras que dibujan caminos en la vertical... vaya imagen para un cuadro que tendría siempre cerca de mí... para que nunca me falte la sonrisa del regusto que Budiño ha grabado a pitón y empotre en mi corazón... Con la inestimable ayuda de buena gente, buscadores de su propia ilusión y llenos de ganas por vivir...

Y para muestra sólo se me ocurre el mejor botón cuando pienso en todo lo anterior...



Luisa recuperando material en "Crucigrama" al atardecer...

Pero Budiño tiene muchas más cosas que ofrecer, y nada más llegar al área de descanso cuando todo parece acabar... nos encontramos con César Alvarez, Paja y compañía que se recogían también después de una jornada de bloque fanático en los alrededores... y alargamos la tarde un poco más...

Ya con la luz de los frontales cenamos en compañía los unos de los otros, mientras Dani Rouselló nos presentaba a "Lauriña" y dibujaba su silueta contra el cielo azul oscuro casi negro mientras resonaba el sonido de la gaita... Hay momentos y momentos...  pero éste fue uno de esos que se quedan en la memoria como "Momentazo" (Gracias Dani)

El domingo con sol ya fue un bullicio constante de ansiosos de todo tipo por disfrutar de un día espectacular...
Desde los madrugadores que querían aprovechar la mañana, hasta los perezosos que llegaban casi cuando el sol ya estaba preparado en todo lo alto para darlo todo...
Es un gusto ver que Budiño vuelve a ser campo de juegos para muchos buscadores... Y todo lo que les queda por descubrir según vayan desplazándose hacia la parte oeste... por que más allá de la "Pinos" aún queda mucho campo para jugar...

Y de entre los que juegan y los que buscan, así en el quinto día de diciembre, y en todos los demás... Hay uno que siempre resalta y resaltará... Uno que no se cansa de jugar y de buscar nuevos juegos y que pronto, creo, compartirá su última peculiar visión... Una nueva propuesta para disfrutar de algo que lleva aquí toda la vida...

José Juan a veces no es el primero en llegar... pero sí que suele ser de los  últimos en irse...  Una gran persona y un gran escalador; de los que predican con el ejemplo y comparten con las manos abiertas...
No podía cerrar esta crónica de "Cinco días de Diciembre" e incluso de 2014 sin agradecerle el ser como es, disfrutar como disfruta y contagiar como me ha contagiado. Aunque toda la culpa no la tiene él... yo algo de vicio  ya tenía!!!! jajajaja



La escaladora es Luisa... y el dónde pronto lo sabréis...

Y como dice el refrán; "Dios los cría y ellos se juntan" y "contagiados" y "viciosos" hay unos cuantos... Con el sol de invierno todos salen a disfrutar...
Lo bonito de  la siguiente imagen es lo que no se ve, la energía concentrada en ese grupo de personas en busca de sus propios caminos hacia sueños e ilusiones...

Las vías del callejón disfrutadas el domingo al sol; "Elena de Pablos", "Orión", "Las mallas de Harris" y "Osiris"...



Ambiente en el callejón... Años y no pocos que no se repetía esta estampa...

Y tanto que a cuando uno está bien se olvida de todo pero sobre todo del tiempo. Sin darnos cuenta el sol ya casi se está poniendo, el día se ha pasado volando, y mirando a nuestras espaldas vemos como se va lanzando de cabeza en busca de un sueño reparador tras las laderas del valle... Unos van ya a comer-merendar, otros aún aprovechan la luz machacando el cuerpo y  otros charlan a la tibia caricia de los últimos rayos de sol...



La reunión de escaladores en el Bar Campinas en la antesala de las festividades navideñas aglutinó a un surtido elenco de asiduos, de los nuevos y de los antiguos... Charlando y resistiéndose a acabar un domingo más de disfrutar en Faro de Budiño... Que gusto ver y sentir tanta vidilla...



Yo por mi parte quiero cerrar una etapa, finiquitar un año que ha estado cargado de esfuerzo y ganas. Gracias a los que me acompañasteis, gracias a los que leéis y disfrutáis ( es mi única ilusión al escribirlas) estas líneas hechas de bits, gracias a todos los que en algún momento u otro hemos coincidido en este camino que se le llama Vivir.

Boli y yo  os deseamos lo mejor para cada día de los que han de venir!!

Abrazos y mucha mucha energía...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada